Dulce de calabaza

Dulces, Sin gluten | 12 Agosto, 2016 | By

Este dulce es típico en muchos pueblos, sobre todo del sur de España, y tengo entendido que en algunos de México también. Es una receta bastante sorprendente, y sé que algunos diréis….“no me como eso ni muerto”….y no sabéis lo que os perdéis.

Uno de los ingredientes indispensables es la Cal Viva, que la podéis encontrar en los almacenes de construción. Viene en piedras, que se disolveran en agua. Lo que hace la cal es endurecer el exterior de nuestros trozos de calabaza. Esto servirá, a la hora de cocinarla, para que el interior se torne blando mientras que el exterior se quedará “duro”, como una corteza, y evitará que se deshaga.

 

Nosotros, como somos de Lepe ;), hemos hecho 7 kilos de calabaza (“caballo grande ande o no ande”), pero os dejo la de 4 kilos.

Dulce de calabaza
Write a review
Print
Ingredients
  1. 4 kg. de calabaza de palo, ya pelada y sin semillas
  2. 3 kg de azúcar
  3. Piel de 1 limón
  4. Ralladura de 1 limón
  5. 0,6 kg. de cal viva (aprox.)
  6. 2 lt. agua + cantidad necesaria
Instructions
  1. Lo primero que tenemos que hacer es hacernos con un barreño de plástico donde poder disolver la cal viva en agua. Para ello llenaremos primero el barreño con agua y luego pondremos la cal, por ese orden. (He leído por ahí que si lo haces al revés la química hace estragos y puede ser algo peligroso, no sé si será verdad pero como no quiero hacer experimentos pues lo hago así, que así no falla y no nos llevaremos sustos).
  2. Ayudaremos a disolver las piedras de cal con un palo, o con lo que tengamos a mano. Tener cuidado porque el agua se calienta, no en exceso, pero tenerlo en cuenta. Lo dejamos reposar un rato y volvemos a revolver para cerciorarnos que todas las piedras están disueltas. Dejamos que vuelva a temperatura ambiente.
  3. Mientras pelamos las calabazas y las despepitamos. Las cortamos en trozos generosos, porque luego al cocer reducirán en tamaño. Pesamos.
  4. Cuando la cal esté disuelta y "fría" volcamos nuestros trozos de calabaza. Le damos unas vueltas para que todo se sumerja bien. Dejamos reposar mínimo tres horas.....cuanto más tiempo en la cal, la corteza será más gruesa. De vez en cuando removemos para que los trozos de la superficie bajen y empapen también.
  5. Pasado el tiempo necesario, volcamos en un fregadero y lavamos a conciencia, con abundante agua fría. Lavar hasta aburrirse.
  6. Pasamos la calabaza a una olla grande y añadimos el azúcar, la piel de limón, con cuidado de no poner la parte blanca porque amarga, y los dos litros de agua.
  7. Cocemos con la olla destapada a fuego medio-bajo, hasta que el agua vaya quedando como almibar.
  8. En el último momento incorporamos la ralladura de limón.
Notes
  1. Aunque la receta original no lo pone, no estaría mal poner una rama de canela o clavos de olor o matalauva o incluso flores de hibisco que dan un aroma y sabor de fábula.
Tosca de la Mota http://www.toscadelamota.com/
Facebook Comments


A %d blogueros les gusta esto: